29 de septiembre de 2008

PRESENTACIÓN TALLER DE ROBÓTICA LEGO • CEIP BOGATELL – IES ICÀRIA

El próximo 30 de setiembre tendrá lugar a las 19h el siguiente acto del mundo de la robótica educativa en el que RO-BOTICA ha tenido el honor de ser invitada:


PROGRAMA:
  • Bienvenida por parte de los directores de los centros i explicación del proyecto piloto Bogatell-Icària.
  • Presentación del trabajo de los alumnos del “Taller de Robòtica Lego” intensivo de julio
    Cuatro robots construidos con piezas de Lego colaboran per realizar una tarea.
  • Presentación de Toni Ferraté de RO-BOTICA
    Demostración de un brazo mecánico con 5 grados de libertad construdo con piezas de Lego Technic hace 15 años.
    Demostración de diferentes tipos de robots, entre los cuales uno que baila el “chiki-chiki” y compitió en Corea.
  • Presentación de ArCAT (Associación de Robòtica de Catalunya), Raul, Ferran, Arnau, José Antonio y Fernando .
    Demostración de diferentes tipos de robots, explicación de las estrategias de diseño, construcción y funcionamiento (rastreadores, velocistas, luchadores de sumo, competidores en el Eurobot, etc)
  • Presentación de David Serra, Fundación Scientia
    Los valors de la FIRST Lego League (FLL) y la competición.
    Inauguración de la temporada de competiciones de robótica FLL 2008-2009 y despedida


LUGAR: Sala Magna, IES Icària, c/Doctor Trueta, 81, Barcelona
DIA: Martes 30 de septiembre de 2008.
HORA: de 19:00 a 21:00

Más información AMPAs: Icària (93) 221-2807 y Bogatell (93) 225-0496

25 de septiembre de 2008

Primera experiencia con ROBOBUILDER

Hace unos días tuve la ocasión de experimentar con el nuevo kit de robótica Robobuilder.



La primera impresión al abrir la caja fue buena. Los manuales parecían claros y bien ilustrados, el molde de plástico en el que se almacenaban las piezas disponía de un espacio que parecía pensado para almacenar el robot una vez montado (en su versión humanoide o "Huno" como lo han bautizado en los manuales).

Procedí a situarme en mi puesto de trabajo de alta tecnología (la mesa del comedor) y puestos a experimentar con el montaje del robot le pedí a mi hijo de 7 años que me ayudara al ensamblaje.

Primer dilema : Cual de los modelos montar ... Puesto que la caja tenia el rinconcito adecuado para almacenar el humanoide Huno, me decidí por este. Con el kit que tuve en mis manos podían realizarse tres modelos distintos:
  • humanoide
  • perrito
  • dinosaurio
Al iniciar el montaje pude corroborar que la calidad del manual era excelente. Las ilustraciones muy claras y las instrucciones de montaje paso a paso relativamente sencillas de seguir. En lo referente a la mecánica de montaje, el kit de Robobuilder requiere sensiblemente menos tornillos que otros kits similares, pero coque con una desagradable sorpresa que podría haberme ahorrado si el manual dejara más clara la advertencia.
Al intentar poner en la posición correcta uno de los servos del robot, intenté girarlo manualmente con el ensamblaje hecho pero sin poner el tornillo que fija las juntas a los servo. Desgraciadamente al no disponer del tornillo que le proporciona mayor resistencia, la pieza de la junta se rompió con la presión realizada.
En el manual pone claramente que hay que utilizar una pieza que se provee especialmente para esto, pero las prisas me traicionaron.
Afortunadamente el kit venía con piezas suficientes para montar a Huno a pesar de la pérdida.


RoboBuilder

10 de septiembre de 2008

Novedades RoboBuilder

El 5 de julio os presentaba en este blog la nueva plataforma modular educativa RoboBuilder, comparándola con la plataforma modular LEGO Mindstorms NXT. Ahora os quiero presentar algunas novedades de esta nueva plataforma:



Estructuras y frames metálicos para RoboBuilder que lo dotan de mayor robustez (Ver vídeo):



Sensor de aceleración de tres ejes (X, Y Z) para equilibrar el robot humanode en tiempo real (ver vídeo):


La última versión del software Actionbuilder de RoboBuilder soporta a este sensor y es muy fácil de configurar. En el vídeo, si el robot se cae, el se levanta.


Efectos visuales con los leds de colores del nuevo kit RoboBuilder transparente 5720T (ver vídeo).




Nuevo kit RoboBuilder 5710K-E02 de iniciación para construir de forma guiada 12 robots distintos o las propias creaciones robóticas con 8 actuadores wCK:



Comparación de las características de los distintos kits y robots RoboBuilder.

Para mas información y adquirir estos kits RoboBuilder acude a RO-BOTICA, distribuidor exclusivo de RoboBuilder en España.

7 de septiembre de 2008

Científicos británicos desarrollan un robot impulsado por neuronas de rata

SERVIRÁ PARA ESTUDIAR LA MEMORIA Y EL APRENDIZAJE

Un cultivo de neuronas de rata conectado a un robot andarín podría ayudar a los científicos a entender algunos de los procesos que intervienen en el aprendizaje y la memoria y, por tanto, a comprender mejor enfermedades como el Alzheimer.

La idea, por estrambótica que parezca, se está llevando a cabo en la Universidad de Reading, en el Reino Unido, y se basa en la posibilidad de usar células cerebrales de animales para impulsar autómatas, algo que ya se había logrado con anterioridad con el fin de explorar los límites de la robótica.

El hardware del robot recuerda a un cubo para fregar y está provisto de varios pares de ojos, lo que le da un aspecto amigable y zoomorfo. Aparentemente, sus movimientos son torpes y algo alocados, al estar dirigidos por los impulsos eléctricos que emite el cultivo neuronal.

Compuesto por unas 300.000 células extraídas de fetos de rata, este cultivo no es más que una suerte de puré en el que las neuronas fueron tratadas hasta quedar totalmente disociadas unas de otras. Es decir, se eliminó todo vestigio de las redes y estructuras propias de un cerebro real.

Un sistema de electrodos se encarga de recoger las señales eléctricas que emite el caldo neuronal, las cuales se convierten en órdenes para que el robot aumente o reduzca la velocidad y se dirija en una u otra dirección. A su vez, el autómata envía señales de vuelta al cultivo que lo dirige, de forma que las neuronas experimentan distintas reacciones y crean conexiones entre sí.

Según las experiencias que viva el robot, la estructura del cultivo se modifica y surgen nuevas redes, por lo que los científicos pueden estudiar este mecanismo en su expresión más básica posible.

«Una de las cuestiones fundamentales a la que se enfrentan los científicos hoy es cómo relacionar la actividad individual de las neuronas con las complejas conductas que observamos en organismos enteros. Este proyecto nos ofrece una oportunidad única de observar algo que podría exhibir conductas complejas, pero todavía permanece unido estrechamente a la actividad de neuronas individuales», explica Ben Whalley, investigador de la Escuela de Farmacia de la Universidad de Reading y uno de los directores del estudio.

Los científicos ya han logrado que el robot, y con él las células de rata, aprendan a esquivar ciertos obstáculos de un circuito, y el siguiente paso será que empiece a entender su entorno y a identificar algunos objetos. Cuando el robot encuentra un obstáculo, envía señales al cultivo neuronal, y los estímulos que éste experimenta se usan a su vez para enviar de vuelta órdenes al robot, de forma que este aprende a moverse sin chocar.

«Este nuevo estudio es muy emocionante porque, en primer lugar, el cerebro biológico controla su propio cuerpo robótico, y además nos permitirá investigar cómo el cerebro aprende y memoriza sus experiencias. Esta investigación permitirá avanzar en nuestra comprensión sobre cómo funciona el cerebro, y podría tener un profundo impacto en áreas de la ciencia y la medicina», asegura Kevin Warwick, conocido creador de robots y codirector del proyecto desde la mencionada universidad.

En 2003, un equipo dirigido por Steve Potter, del Instituto Tecnológico de Georgia, dio el primer gran paso en este área con la creación de un brazo robótico que podía sostener un pincel y dar brochazos sobre un lienzo, impulsado por un cultivo neuronal de ratas.

En ambos experimentos, los cultivos han de permanecer en una habitación distinta, con la temperatura y condiciones adecuadas para mantener en buen estado el cultivo de tejido vivo. De hecho, en el caso del robot de Potter, las neuronas se encontraban en EEUU y enviaban vía internet sus impulsos al robot, que se hallaba en Australia.

Fuente: ÁNGEL DÍAZ, El Mundo